PSICOTERAPIA

 

Psicoterapia Psicoanalítica

 

El crecimiento emocional que se puede obtener con este tipo de terapia es profundo y duradero porque no sólo se atienden los síntomas, sino que se trabaja también con percepciones, pensamientos, ideas, fantasías, psiquismo o emociones inconscientes. Por otro lado, atender también la forma de ser y de relacionarnos con los demás, carácter y personalidad. Conocer y atender lo anterior disminuye el sufrimiento y mejora la calidad de vida.

 

Es un tipo de terapia donde verás cambios en tus relaciones sociales, de pareja y donde podrás conocer lo que es vivir más libre y con mayor bienestar. Tendrás oportunidad de darte cuenta de los patrones de comportamiento que tienes para poder hacerlos conscientes y así tener mayor claridad y oportunidad para cambiarlos o mejorarlos.

 

Considero que el camino que nos ofrece una psicoterapia psicoanalítica y lo que resulta de ella es similar a aprender un idioma, conocer la buena cocina, tocar un instrumento musical, aprender a mantener con calidad un matrimonio, aprender a educar a tus hijos, lo mejor que tú puedas hacerlo. Nos brinda cultura, quehacer, crecimiento y profundidad en nuestras relaciones interpersonales y profesionales.

 

Algunos de los temas que puedes atender y mejorar con una psicoterapia psicoanalítica:

 

  • Conflictos profundos, duraderos, dolorosos

  • Problemas “pasados pero presentes”

  • Situaciones o relaciones no deseadas que se repiten y repiten

  • Cuando no quiero repetir con mis hijos o pareja, errores o conductas desacertadas de alguno de mis familiares

  • Traumas vividos en la infancia

  • Carencias afectivas

  • Autoestima e identidad

  • Análisis, comprensión y control del enojo, culpa, rivalidad, celos, competitividad

  • Sobrepeso y obesidad

  • Angustia o ansiedad

  • Adopción

  • Depresión

  • Bipolaridad

  • Neurosis

  • Somatizaciones

  • Compulsiones

  • Duelos

  • Enfermedades

 

Psicoterapia breve

 

Este es un tipo de terapia centrada en uno o más objetivos en particular, donde hay un tiempo definido para atender la situación.

Se analizan los pensamientos, emociones y conductas para facilitar el cambio, y que éste se observe inmediatamente.